PLANES DE FORMACIÓN PARA PYMES

Como objetivo me planteo orientar de forma resumida en la elaboración de un Plan de Formación para Pymes y alertar sobre su necesidad.

Todos los que nos movemos en el ámbito empresarial conocemos entidades que proponen formación a demanda con un voluminoso catalogo de cursos, cuyo único aliciente para la compañía lo constituye el obsequio que los acompaña.
planAunque nos queda bastante camino por recorrer en España en cuanto a cultura de  formación y reciclaje empresarial, es lamentable evidenciar que desaprovechamos los recursos de que disponemos y que podrían incrementar nuestra productividad y competitividad en el mercado.
Es una medida fundamental para una empresa elaborar un Plan de Formación para detectar sus carencias, diseñar y ejecutar las acciones formativas adecuadas y evaluar posteriormente sus resultados, aprovechamiento e incidencia de las mismas en la compañía.
Un Plan de Formación debe constar por tanto de cuatro fases:

   1. ANÁLISIS: en esta fase comenzaremos indagando sobre las condiciones en las que se encuentra la empresa respecto al mercado y sus competidores, los procedimientos de gestión y la distribución del trabajo. Para ello puede utilizarse un análisis DAFO.
   2. DISEÑO: en esta fase, se deben diagnosticar las necesidades de formación, determinar las metas a lograr partiendo de dichas carencias y desarrollar un plan formativo que permita al personal generar las  capacidades y habilidades requeridas. El programa que explica el desarrollo del Plan de Formación se puede diseñar siguiendo de las siguientes etapas:

    1. Enumeración de los objetivos
    2. Procedimientos, recursos y unidades didácticos
    3. Duración
    4. Organización de los contenidos
    5. Elección de los criterios de evaluación

   3. EJECUCIÓN DE LAS ACCIONES FORMATIVAS: En esta fase se ejecutan las acciones previstas en el Plan de Formación.
   4. EVALUACIÓN DE LA FORMACIÓN: El objetivo del procedimiento de evaluación consiste en estimar el rendimiento de la formación y su impacto en la consecución de los objetivos a corto, medio y largo plazo y comprobar la rentabilidad del Plan de Formación. Es necesario evaluar todos los elementos que intervienen en el mismo: aulas, horarios, medios materiales y humanos, costes, etc. La valoración puede realizarse a través de cuestionarios, entrevistas, exámenes, debates, etc.

Comparte...Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestDigg thisShare on TumblrShare on LinkedInBuffer this pagePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
8556edd9cac4e8bcb2eeafa262a1ac712a5ab2d8 8556edd9cac4e8bcb2eeafa262a1ac712a5ab2d8